¿Sabían que existe el ajo negro?

El ajo negro se consigue a través de un proceso de fermentación donde los dientes adquieren un color negro. La temperatura para conseguir la fermentación de los bulbos es de 65 a 80º en un ambiente de humedad controlada durante un  mes. Luego de fermentar, se deja oxidar durante 45 días para que adquiera un sabor dulce.

 

El sabor del ajo negro suele ser ligeramente dulce y menos desagradable que el del ajo crudo, algunos lo asemejan al sabor de la mora confitada. Al contrario que el ajo común, es más fácil de digerir, por lo que se recomienda a personas que suelen repetir su sabor, además no deja mal aliento. Se suele utilizar como condimento en países como Corea aunque actualmente su uso está siendo más extendido y conocido.

 

garlic-1039508_1920Como propiedades a destacar:

-       Ayuda a reforzar el sistema inmunológico de manera natural, por lo que es muy útil para aumentar las defensas.

-       Reduce el colesterol y los triglicéridos. El ajo negro ayuda a reducir los niveles altos de grasa en sangre y previene la arteroesclerosis.

-       Antioxidante. El ajo negro contiene más antioxidantes que el ajo común, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento.

-       Energizante y estimulante natural. Adecuado para personas deportistas o con problemas respiratorios.

-       Protege contra el estrés, la ansiedad y la depresión. Ayuda a combatir problemas emocionales de manera natural.

Pero ¿cómo podemos comer este alimento?

Pues se puede utilizar como condimento,  para aderezar salsas y por supuesto untado en pan tostado.

Este ha sido nuestro post de hoy desde Fruvesur (Puerto Santiago, sur de Tenerife).

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web.

Este sitio web usa cookies de terceros para facilitar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Si hace click sobre el botón aceptar consideramos que acepta su uso. Ley de Cookies