Los nabos

Esta hortaliza fue durante mucho tiempo  un alimento imprescindible y básico. Y aunque hoy en día, los nabos redondos  no son el alimento de mayor consumo humano, tiene muchos beneficios ya que nos aporta gran cantidad de vitamina C y B así como minerales como el potasio, sodio, etc.

Para una correcta conservación de esta hortaliza se recomienda que se conserve en el frigorífico, con la raíz separada de las hojas, así podemos mantenerla de 1 a 3 semanas. También se aconseja no lavar los nabos hasta que se vayan a consumir con el fin de evitar pérdidas de nutrientes.

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web.

Este sitio web usa cookies de terceros para facilitar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Si hace click sobre el botón aceptar consideramos que acepta su uso. Ley de Cookies