Las setas. ¿Cómo conservarlas?

Sólo hay que consumir aquellas setas que se conozcan muy bien y desechar tanto las desconocidas como las dudosas, por lo que es aconsejable no comer ninguna en caso de duda.

Existen diferentes métodos de conservación de setas, todos ellos muy sencillos. A la hora de escoger uno u otro hemos de tener en cuenta el tipo de seta que queremos conservar y nuestro gusto personal. La manera más fácil de conservarlas es congelándolas, pero ¿cómo? Pues en primer lugar se deben limpiar bien, después se lavan, se cortan en rodajas y se escaldan en agua hirviendo dos minutos. Se pueden congelar crudas y cortadas en láminas. Después se escurren, se secan con un paño y se meten en bolsas o en recipientes especiales para congelador. Han de mantenerse 24 horas en el congelador a frío intenso y después se vuelve a regular el congelador a temperatura normal, es decir, a unos 18 grados bajo cero. Así se conservan hasta seis meses.

 

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web.

Este sitio web usa cookies de terceros para facilitar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Si hace click sobre el botón aceptar consideramos que acepta su uso. Ley de Cookies