¿Cómo almacenar las fresas?

Tanto las fresas como los fresones son una fruta que se deteriora con gran facilidad. Para alargar la conservación de las mismas, lo mejor que podemos hacer es almacenarlas evitando que se amontonen y se escachen unas con otras. Si queremos consumirlas más adelante, debemos mantenerlas en el  frigorífico enteras, tal y como las hemos comprado.

Sólo se recomienda cortar la fruta momentos antes de consumirla, ya que al entrar en contacto con la luz y el aire, se produce una oxidación y pérdida de vitamina C.

Estamos utilizando cookies en nuestro sitio web.

Este sitio web usa cookies de terceros para facilitar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Si hace click sobre el botón aceptar consideramos que acepta su uso. Ley de Cookies